"Y entonces, se transformó en mariposa."



lunes, 4 de mayo de 2009

8 responses to

  1. Stalker says:

    Me encanta Max Ernst. Siempre en el equilibrio, a punto de dar el salto.

    La metamorfosis, claro...

    abrazo

  2. Enrique says:

    Primero Kokoschka y ahora Max Ernst. Magnifico.

    La buena descabezada me recuerda al medio caido de Fuseli.

    Solo puede ser vertigo.

  3. Portinari says:

    Stalker, siempre es la metamorfosis.
    Un saludo, y muchas gracias por dejarte caer de manera tan agradable.

  4. Portinari says:

    Enrique, me alegra que tengamos gustos parecidos.
    Me gusta la pintura por sabe bailar quieta, porque canta sin voz, porque se hace sola, porque, como dijo Dalí, "sirve para inspirar", entre otras cosas. Y en particular, aquí ocupa, desde hace tiempo, la Pléyade muerta.

    Medio caído, descabezada entera: ambos son la mitad de un algo.

    Siempre, siempre, igual que nunca nunca, podría dejar de ser vértigo en la mariposa.

    La Banda Sonora.

    Un saludo Enrique, gracias por tu comentario, entre la penumbra.

  5. Stalker says:

    Olvidé mencionar a Philip Glass: una melodía muy delicada la que has traído, Portinari. Me gusta él Philip Glass más despojado, como en este caso, aunque en obras más "barrocas", como Hydrogen Jukebox, también alcanza momentos de insospechada belleza.

    ¿Seleccionas primero texo, imagen, música? ¿O todo viene más o menos simultáneamente, en una red de resonancias?

    ¿Sabes que estoy celebrando las 100 entradas de mi blog? He puesto unas cosas que son muy especiales para mí pero que requieren un poco de tiempo, tiempo físico, porque son entradas largas, y tiempo-hiedra, de ese que acoge por dentro, en el que el yo se empoza en la contemplación estética, el paladeo... Estás invitada porque también se ha hecho pensando en ti.

  6. Portinari says:

    Hola Stalker, te intentaré contestar de manera pausada, obviando lo sentido.

    Philip Glass, en lo hondo,desde el primer momento me gustó y lleva años acompañándome;sólo decir que me encanta y a su vez me encanta que te encante.

    Pues digamos que soy yo una red de resonancias; todo está unido para mí. Las poesías se bañan en melodías, los cuadros bailan en las palabras, ellas se entrelazan en los brazos de, en este caso, Pléyade. No sabría explicarlo de manera correcta, quizás ni de manera que pueda acercarse mínimamente a la burbuja que todo recoje en mí. Todo baila, y canta, y se une y entrelaza entre sí fundiéndose y compartiendo esencias. Es tan extraño... espero poder haberte acercado al menos un poco a mi caja de resonancia.

    La última parte la más intensa y la que menos palabras me llevará, cosa que no atestigua, en otro caso más, cómo me siento en mi ahora.
    Decir, ¿qué decir? allá voy, a disfrutar de tu tiempo-hiedra.
    Gracias Stalker.

  7. Portinari says:

    Por cierto, no he conseguido obviar lo sentido, primer propósito fallido; imposible exaltarse escribiendo. En fin.

  8. Tras haber pasado mucho,mucho tiempo encerrada en su crísalida,lejos de la tormentosa y adorablemente complicada realidad;)
    Pero alguna vez había que salir a conocer,¿no?:D

    Cambios y más cambios en la vida,sin parar,un maremagnum de ellos.
    Consecuencia:Totum revolutum.

    Un abrazo,pequeña:D,me encantas.

Photo: Jonah and the whale, Pamplona Bible

Jonah, Pamplona Bible, Navarre 1197. Amiens, Bibliothèque municipale, ms. 108, fol. 146r .