El corazón estalla [o cómo dos fragmentos de Un soplo de vida son, en verdad, un soplo y un milagro]

[...] No, no hay razón para el asombro: el milagro existe: el milagro es una sensación. ¿Sensación de qué? De milagro. El milagro es una actitud, como la del girasol que vuelve lentamente su abundante corola hacia el sol. El milagro es la llaneza última de existir. El milagro es que estallen la corola, el tallo y la raíz del rico girasol y que éste solo sea una semilla. Semilla que contiene el futuro.

[...]

Pero algo, que me ha dejado el nervio partido en dos, se quebró en mí. Al principio, las extremidades afectadas por el corte me dolieron tanto que me puse muy pálida de dolor y perplejidad. Los lugares partidos fueron, no obstante, cicatrizando. Hasta que, fríamente, yo no me dolía. Cambié, sin plan previo. Antes te miraba desde dentro de mí hacia fuera y desde dentro de ti, lugar que amor adivinaba. Después de la cicatrización, comencé a mirarte de fuera hacia dentro. Y a mirarme también de fuera hacia dentro [...]

Clarice Lispector, Un soplo de vida, trad. Mario Merlino, Ed. Siruela.





*
*
*
*
*
*
*
*
*
*

 

Imágenes: Connie Imboden [http://connieimboden.com/?cat=28]

domingo, 31 de marzo de 2013 2 Comentarios

Mirar el reflejo, la fragilidad. Madre e hijo, Aleksandr Sokurov.

 *
*
*

La vida es un reflejo deformante, la familia es un espejo deformante, la madre es una superficie deformante.

El hijo es el descarte, la mirada oblicua, los colores del paraíso. Entre los árboles, el sollozo, el mar.

Quizás la causa de la muerte, ese reflejo deformante. También el mar, el bosque, la familia. Las preguntas en el aire, ser llevado en brazos por los brazos que no son, son, el reflejo deformante. El mar, los árboles. El sollozo tenue del nacimiento, el silencio de la muerte. Su contraposición. Su reflejo deformante.

La mariposa es la confirmación, en los árboles, en los prados, en el sonido del mar; el hijo lo sabe. Una parte de sí va a la deriva, puede no volver a encontrarla. Aún desconoce. Sólo el espejo, las alas de la mariposa, un rostro en la ventana mirando florecer los castaños.

-Es primavera. Es la causa de mi muerte. El reflejo de mi sueño me ha devorado.

Una parte de sí va a la deriva. La casa estará en ruinas, pero parece desconocer, también a dónde va esa parte de sí, parece desconocer dónde está el calor de una piel, el lugar de la deformación, el momento y la culpa de su ausencia.

"Eres tan pequeña". La muesca que queda, la sombra, el resquicio por el que se desaparece.


Una madre es tan pequeña.

*
*
*
*
*
*
*
*
*
* http://www.youtube.com/watch?v=FK-KC2aQpcI





*
*
*
*
*

*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*

*
*
*
*
*

[ Fotogramas desordenados de Madre e hijo (Мать и сын), Aleksandr Sokurov, 1997. ]

domingo, 24 de marzo de 2013 1 Comment

« Entradas antiguas Entradas más recientes »

Photo: Jonah and the whale, Pamplona Bible

Jonah, Pamplona Bible, Navarre 1197. Amiens, Bibliothèque municipale, ms. 108, fol. 146r .