"También tú serás quebrantado entre los incircuncisos y yacerás con los muertos a la espada."


Ezequiel, 32:17-32, Otra elegía a Egipto

Versión de E. Nacar Fuster y A. Colunga Cueto, Biblioteca de autores cristianos.


17. El año duodécimo, el quince del mes, fueme dirigida la palabra de Yavé, diciendo: 18. hijo de hombre, compón un canto lúgubre a la muchedumbre de Egipto. Precipítale a él y a las hijas de las gentes fuertes a las profundidades de la tierra, con los que bajan a la fosa. 19. ¿Conque nos sobrepasas por belleza? Baja, baja a la fosa y yace entre los incircuncisos. 20. Cae en medio de los muertos a la espada, que la espada ya ha sido entregada; traedlo con toda su pompa. 21.En el seol se dirigirán a él los valientes, diciéndole a él y a sus auxiliares: han bajado la fosa, y yacen entre los incircuncisos, entre los muertos a la espada.
22. Allí está Asur con todos sus ejércitos, cuyos sepulcros están en torno de él. 23. Están sepultados en lo profundo de la fosa, rodeándole en torno, todos traspasados por la espada, los que sembraron el terror en la tierra de los vivos.
24. Allí está Elam con todas sus mesnadas en torno de su sepulcro; todos los muertos a la espada cayeron, y bajaron incircuncisos a lo profundo de la fosa. Los que esparcieron el terror en la tierra de los vivos, trajeron su ignominia a lo profundo de la fosa. 25. En medio de los muertos pusieron su lecho para él y sus muchedumbres. Sus sepulcros lo rodean, todos incircuncisos, muertos a la espada. Sembraron el espanto en la tierra de los vivos, pero vinieron con su ignominia a unirse con los que bajaron al seol y yacen en medio de los muertos.
26. Allí Mesec y Túbal, con todos sus ejércitos, cuyos sepulcros le rodean; todos incircuncisos, muertos a la espada, los que aterrorizaban a la tierra de los vivos. 27. No yacen con los héroes caídos de antiguo, que descendieron a la morada de los muertos con sus armas de guerra, la espada bajo sus cabezas y el escudo sobre sus huesos, con haber sido el terror de los guerreros en la tierra de los vivos. 28. También tú serás quebrantado entre los incircuncisos y yacerás con los muertos a la espada.
29. Allí está Edom, sus reyes y sus príncipes todos, que, a pesar de su valor, yacen entre los muertos a la espada y duermen con los incircuncisos, con los que bajaron la fosa. 30. Allí están todos los príncipes del septentrión y todos los sidonios, que con su ignominia descendieron a los muertos a pesar del terror que inspiraba su valor. Incircuncisos, se acostaron con los muertos a la espada, y comparten su ignominia con los que bajan a la fosa.
31. El faraón los verá y se consolará de su muchedumbre, de los suyos muertos a la espada y de todo su ejército, dice el Señor, Yavé. 32. Porque yo sembraré mi terror en la tierra de los vivos, y se acostarán en medio de los incircuncisos, con los muertos a la espada, el faraón y toda su muchedumbre, dice el Señor, Yavé. 17. El año duodécimo, el quince del mes, fueme dirigida la palabra de Yavé, diciendo: 18. hijo de hombre, compón un canto lúgubre a la muchedumbre de Egipto. Precipítale a él y a las hijas de las gentes fuertes a las profundidades de la tierra, con los que bajan a la fosa. 19. ¿Conque nos sobrepasas por belleza? Baja, baja a la fosa y yace entre los incircuncisos. 20. Cae en medio de los muertos a la espada, que la espada ya ha sido entregada; traedlo con toda su pompa. 21.En el seol se dirigirán a él los valientes, diciéndole a él y a sus auxiliares: han bajado la fosa, y yacen entre los incircuncisos, entre los muertos a la espada.
22. Allí está Asur con todos sus ejércitos, cuyos sepulcros están en torno de él. 23. Están sepultados en lo profundo de la fosa, rodeándole en torno, todos traspasados por la espada, los que sembraron el terror en la tierra de los vivos.
24. Allí está Elam con todas sus mesnadas en torno de su sepulcro; todos los muertos a la espada cayeron, y bajaron incircuncisos a lo profundo de la fosa. Los que esparcieron el terror en la tierra de los vivos, trajeron su ignominia a lo profundo de la fosa. 25. En medio de los muertos pusieron su lecho para él y sus muchedumbres. Sus sepulcros lo rodean, todos incircuncisos, muertos a la espada. Sembraron el espanto en la tierra de los vivos, pero vinieron con su ignominia a unirse con los que bajaron al seol y yacen en medio de los muertos.
26. Allí Mesec y Túbal, con todos sus ejércitos, cuyos sepulcros le rodean; todos incircuncisos, muertos a la espada, los que aterrorizaban a la tierra de los vivos. 27. No yacen con los héroes caídos de antiguo, que descendieron a la morada de los muertos con sus armas de guerra, la espada bajo sus cabezas y el escudo sobre sus huesos, con haber sido el terror de los guerreros en la tierra de los vivos. 28. También tú serás quebrantado entre los incircuncisos y yacerás con los muertos a la espada.
29. Allí está Edom, sus reyes y sus príncipes todos, que, a pesar de su valor, yacen entre los muertos a la espada y duermen con los incircuncisos, con los que bajaron la fosa. 30. Allí están todos los príncipes del septentrión y todos los sidonios, que con su ignominia descendieron a los muertos a pesar del terror que inspiraba su valor. Incircuncisos, se acostaron con los muertos a la espada, y comparten su ignominia con los que bajan a la fosa.
31. El faraón los verá y se consolará de su muchedumbre, de los suyos muertos a la espada y de todo su ejército, dice el Señor, Yavé. 32. Porque yo sembraré mi terror en la tierra de los vivos, y se acostarán en medio de los incircuncisos, con los muertos a la espada, el faraón y toda su muchedumbre, dice el Señor, Yavé. 







Pantocrator, San Climent de Taull
Christ as saviour, Andrei Rublev

miércoles, 14 de agosto de 2013

4 responses to "También tú serás quebrantado entre los incircuncisos y yacerás con los muertos a la espada."

  1. Stalker says:

    una entrada con miga y que da mucho miedito!

    y cómo se echan de menos aquellos tiempos en que se comentaban y compartían las entradas de los blogs en lugar de darle al "me gusta" a la entrada de esa misma entrada en Facebook

    nos hemos convertido en fantasmitas sin enterarnos. ya no necesitamos una deidad que nos deconstruya :-)

    abrazo!

  2. Ruth says:

    Una entrada que da mucho miedo, sí. El señor pantocrator coronándola ya dice mucho del mensaje, y la frase "Porque yo sembraré mi terror en la tierra de los vivos, y se acostarán en medio de los incircuncisos, con los muertos a la espada, el faraón y toda su muchedumbre, dice el Señor, Yavé." se las trae.

    A mí me da pena también, pero es en lo que ha acabado todo esto... si no se enseña en facebook, parece que nadie se entera de que uno actualiza porque la gente ya no entra en los blogs, y la idea es compartir. Si la gente no sabe que has actualizado, no compartes :(

    Te agradezco que te pases por aquí religiosamente. Yo aunque no comente en todas tus entradas, también visito Marienbad.

    Abracitos y noches sin temor en la tierra.

  3. Ana says:

    Otro caso de lo que hablabámos sobre las variaciones y repeticiones -eso que hablábamos allí en facebook--. En este caso la reiteración supone no nuestro acto sino más bien nuestro retroceso.

    El cuadro de Rublev, el cual ya trajiste en relación a Arvo Pärt, Tarkovski y las campanas -entrada fruto de una conversación iniciada en Facebook- me conmueve justamente por su borado, la madera progresivamente gastada, disolviendo la imagen, el icono como pérdida, pérdida anunciada por esos ojos semicerrados que señalabas. Obviamente, sé que originalmente el cuadro no era así, pero justamente en ese desgaste de tiempo está mi emoción. Algo similar me ocurre cuando contemplo las piedras gastadas de las iglesias goticas, o cuando aprecio un residuo de color en alguna talla medieval. En la pérdida, en el tiempo, nos reconocemos, nos cumplimos. Este efecto de borrado se asemeja a lo que traza el texto, que en su repetición nos desgasta, nos hace pérdida sobre una superficie envejecida, la existencia.

    Por otro lado, yo agradezco que enlaces tus entradas de blog en tu muro. Hay que reconocer que has tenido tu blog mucho tiempo considerablemente parado, y sólo en los últimos meses de ha reactivado más. Ahora que he visto que se ha reactivado, si me es posible casi cada día entro, pero antes lo hacía con muchísima menos frecuencia porque no esperaba que fuera a haber entrada.

    Abrazos fantasmales

    la cigüeña del campanario

  4. רוּת says:

    Sí, Ana, es como dices, otro caso de las repeticiones, muy presentes en las sagradas escrituras.

    Es la reiteración en este caso casi como amenaza y cumplimiento, también, donde hay temor.

    El cristo de Rublev se deshace en la carcoma. Me gustan las pinturas sobre madera, cómo se van ajando. En este caso, cristo, icono, se deshace en el tiempo, como todos nosotros. No es el temor ni el desafío. Solo una cara en la madera y su repetición en esa superficie sin amenaza.

    También a mi me emocionan esas superficies que mencionas. Hay ahí un desplazamiento, un extraño dentro. Quebrantamiento y cumplimiento.

    Facebook es una herramienta más, hay que saber usarla. Creo que soy justa cuando quiero compartir algo a través de este medio y pongo las migas de pan para que se acerque la gente a la cueva. Echo en falta la dinámica de antes, pero hay que adaptarse a los tiempos, como la pintura a la madera :)

    Te agradezco mucho tu comentario. Me ha gustado mucho.

    Un abrazo presente.

Photo: Jonah and the whale, Pamplona Bible

Jonah, Pamplona Bible, Navarre 1197. Amiens, Bibliothèque municipale, ms. 108, fol. 146r .