...De regreso al Olvido~



Schmutzler


CARTA LÍRICA A OTRA MUJER


[...]

Oh, que nada podría, ni ser suya,
Ni dominarle el alma, ni tenerlo
Rendido aquí a mis pies, recompensarme
Este horrible deleite de hacer mío
Un inefable, apasionado rastro.
Y allí en vos misma, sí, pues sois barrera,
Barrera ardiente, viva, que al tocarla
Ya me remueve este cansancio amargo,
Este silencio de alma en que me escudo,
Este dolor mortal en que me abismo,
Esta inmovilidad del sentimiento
¡Que sólo salta, bruscamente, cuando
Nada es posible!

A. Storni


viernes, 8 de mayo de 2009

13 responses to ...De regreso al Olvido~

  1. Portinari says:

    De eso se muere.
    Lánzame una Expansión.

  2. Stalker says:

    La metástasis también puede ser un principio de vida, si le damos la vuelta al concepto y lo despatologizamos...

    Despatologizar y desinfectar los conceptos en que vivimos, para hacerlos habitables, para permitirnos habitar nuestra parcela de mundo. ¿Será posible o nos ha pervertido ya la ética del sucedáneo, hasta el punto de nublar la lente y desviar el punto focal?

    Song to the siren es una de mis canciones favoritas, especialmente la original de Tim Buckley. No conocía esta versión, que es bonita pero ha sido despojada de la "aspereza" o rugosidad de la original.

    ¿Quién es el autor o autora del poema? ¿Está dedicado a Alfonsina Storni?

    Abrazos, Portinari, es un placer hacer equilibrios en la trama que propones. El levitador y su vértigo...

  3. Claudia says:

    Ay, las sirenas, que siempre las trae la marea...
    Muy catártica la música.
    Tengo ganas de verte en condiciones.

  4. Portinari says:

    Stalker, creo que Isabau estaría plenamente de acuerdo con tu visión del concepto metástasis. Mi interpretación quizás fue demasiado regurosa; sí, quizás.

    La canción... la de Buckley también es de mis preferidas, y quizás por su magnitud sólo enseño parte de esa sirena. Esta versión que pongo es de la película "Candy" (yo me enteré de ésto después de encontrar la canción, de hecho ya conocía a Tim Buckley pero siempre me llamaron la atención las versiones de las canciones). De esta versión infiero ciertas cosas que quizás transmita, o quizás no. Pero su por qué es que es sólo parte de esa sirena.

    La autora del poema es la misma Alfonsina Storni, pero he puesto únicamente el final pues en ese momento era el dardo a situar.

    Gracias por tu comentario Stalker; en lo que dices del concepto, ojalá fueramos capaces de despojarlos de sus atavíos, pero ¿seguirían siendo esos conceptos?
    Tenemos para largo con esto.

    Un placer ser el vértigo.

  5. Portinari says:

    Lo de catártico es discutible, quizás si pensamos en cuando sacamos el arma de la herida...

    Yo también tengo ganas de verla a usté en condiciones, y podríamos discutir la catarsis subjetiva.

  6. Claudia says:

    Me hubiera sorprendido que no fuera discutible.

  7. Portinari says:

    Que no sean entoces demasiadas las sorpresas.

  8. Enrique says:

    El fragmento teatral es mio, pertenece a un ciclo de "mini-piezas salvajes y apestosas". Como dices, hay mucho de Edipo, de psicoanalisis trasnochado, civilizacion alienada, devenir, y demas terminos propios del clown intelectual. Una arcada conceptual, en definitiva.

    *

    Soy tambien un versionfilico. Esta me gusta. Ademas de Song to the siren, me quedo con Phantasmagoria In Two y Pleasent Street entre otras.

    Por lo demas, la señorita Storni siempre me parecio una victima de ese desdichado gremio de poetas con muerte pop cuyo fin hace temblar mas las venas que su obra poetica. Quiza su decision mortuoria es un ultimo acto en busca de la notoriedad infinita mas absoluta, de la inmortalidad (como los buscadores de la permanencia en La Inmortalidad de Kundera). Godard, por ejemplo, amenazaba de vez en cuando con suicidarse para llamar la atencion. O quiza unicamente sea la culminacion de lo poetico traspasado de manera terminal a la realidad vital.

    De cualquier modo, la poesia de Alfonsina Storni se salva muchas veces del eclipsamiento de su muerte pop. Puede descansar celebre y en paz.

  9. rubén m. says:

    La versión ésta es bastante bonita, aunque prefiero la original de Tim Buckley y esa esquisitez que hicieron This Mortal Coil, también con voz femenina pero mucho más desnuda de instrumentos. Tal vez la hayáis escuchado pues sonaba en una memorable escena de "Carretera perdida" de David Lynch (y en algún anuncio de TV, me temo).

    Sintonizo con este blog, os enlazaré. Saludos!

  10. Portinari says:

    Siento el retraso, iré por partes:
    Enrique gracias por pasarte de nuevo por aquí; pues he de decir que ese fragmento tuyo me ha gustado mucho, y no diré nada más, pues tampoco quiero deshacerme en halagos, sólo que espero poder leer algo más tuyo de ese estilo.
    Lo que dices de Alfonsina, depende tanto de los puntos de vista... a mí me gusta su poesía, pero creo que aún me falta sintonizar del todo con lo que es ella en concreto y entera. ¿Muerte pop? quizás, pero el punto y final está claro en este acto, y creo que en eso estaremos los dos de acuerdo.

    Godard...qué simpático.

    Phantasmagoria in two, morning glory... Buckley es uno de los hallazgos que más honran mis oídos.

  11. Portinari says:

    Hola Rubén, y bienvenido seas a mi guarida, espero que sea de tu agrado este lugar, para mí, un placer recibirte.

    Tim Buckley de nuevo... y nunca mi importará hablar de él, así que gracias por sacarlo a colación.
    Yo escuché por primera vez la versión de Cocteau Twins, sin saber que salía en un anuncio, eso fue después gracias a un oído agudo que me lo dijo. Esa versión me gustó tanto que busqué hasta que encontré en segundo término a Tim Buckley, desde entonces nuestra unión ya fue para siempre.
    Hacía tiempo que no escuchaba una canción tan buena como esa de Buckley, hace sentir lo que nadie antes.

    Un saludo Rubén, y bienvenido de nuevo.

  12. rubén m. says:

    Vendré por aquí con frecuencia, Portinari, me gusta esta casa tuya y no puedo evitar agregar a un fan de Wagner y Tim Buckley :)

    gracias!

Photo: Jonah and the whale, Pamplona Bible

Jonah, Pamplona Bible, Navarre 1197. Amiens, Bibliothèque municipale, ms. 108, fol. 146r .