Éramos y no
a la vez.

En las
horadaciones
podíamos descubrirnos.

Quizás la cuestión de
Romper~se
estaba en encontrar los espacios
habitables.











Kasimir Malevich
Black Square on a White Ground 1914 - 1915

sábado, 1 de mayo de 2010

29 responses to

  1. Los espacios habitables ... las situaciones de no-infierno de las que habla Marco Polo al final de Las ciudades invisibles de Calvino. Pero acá ese espacio, esa situación excepcional, vive y vibra en la horadación.

    Horadar con la lengua que habla, con la mano que explora sin temor a ensuciarse ni ser amputada, horadar in extremis con el muñón, con los ojos que traspasan las cortinas de hierro y las cortinas de humo, como si fueran manos.

    Malevitch horada. Cava intersticios y acaba por fundir el negro con el blanco. El blanco absorbe al negro. El negro impregna el blanco.

    Sos ... sorprendente.

  2. Portinari says:

    Las situaciones de no-infierno, Mariel. Habitar dos colores simultáneamente sin sentir una división, comprendiendo la situación como un estado normal del cuerpo (o del no-cuerpo).
    Como si fueran manos, un muñón, el silencio, una palabra escrita que es a la vez no-dicción y significado.
    Habitar, en otro, siendo uno y los demás al mismo tiempo.
    Atravesar para ser. No-siendo ¿cuál es el espacio?

    Entraste de lleno en el poema-imagen y los habitaste, como el pájaro que eres.

    Abrazos fuertes.

  3. ana says:

    Portinari,
    con este poema has hallado todas las complejidades y posibilidades de los otros. Yo busco una escritura volcada hacia un tú, una escritura de la alteridad, con esto no quiero decir que quiera hacer una literatura escrita sencillamente en segunda persona, la escritura de la alteridad consiste en otro posicionamiento más complejo que eso. Escritura de la alteridad es para mí "El último hombre " de Maurice Blanchot que te recomiendo que leas porque yo lo leí hace poco y tras leerlo muchas cosas cambian. También la poesía de Celan es escritura de la alteridad. Tu poema se acerca a esa escritura del otro.
    Un abrazo fuerte y alter-ado

  4. la judith says:

    hoy sólo me encuentro
    entredós
    por todas partes
    por lo tanto
    en ninguna
    qué hiriente
    es habitar grietas
    qué lucidez
    de vagina cerrada
    ¿no poder volver?
    no

    joder
    ***
    shlm

  5. Portinari says:

    Ana, gracias por adivinarme esa dimensión. Me gusta tu manera de percibir las cosas. Y me apunto ya el libro de Blanchot, quizás hablemos a veces de las mismas líneas.

    Valoro mucho tu aquí conmigo. Quizás nunca pueda volver a ser así de precisa y directa como lo estoy siendo ahora.

    Abrazo.

  6. Portinari says:

    Judith, somos así de imperfectos. Una búsqueda sin objeto.

    Gracias por tu interjección, es fabulosa, explícita.

  7. ana says:

    Portinari,
    Es difícil ser precisa y directa porque las cosas no suelen serlo. Aunque puedo decir de manera directa y precisa que me siento próxima a ti.
    Un abrazo fuerte.

  8. Portinari says:

    Ana, nos hemos llegado. Habitamos esa dificultad y la abrazo, como a ti.

  9. rubén m. says:

    El poema sabe ser doble, un estar en varios lugares que al mismo tiempo revela lo más importante, el insterticio, la horadación, el no-lugar que hay entre la duplicidad. Malevich y Blanchot comparten esa indagación también, te recomiendo como Ana "El último hombre", es tan abrumadoramente fascinante que hasta me da miedo recomendarlo, es quizá la obra en prosa que más me ha impactado y modificado.

    un beso

  10. Randle says:

    He entrado aquí porque un mosquito se ha posado en la pantalla de mi teléfono...lo siento. Echaré un vistazo. [el mosquito a muerto, lo he chafado]

  11. ana says:

    ...Hay que decir que yo leí "El último hombre" a través de Rubén, que me lo recomendó y me prestó el libro, y que en los márgenes de sus páginas estaba su fascinación, que se unía a la mía.

  12. Portinari says:

    Rubén, estar en varios lugares, esa ansia; no estar en ninguno, habitar sin preguntas.

    Chicos, gracias por recomendarme el libro. A ver si lo compro hoy vía internés y en unos días puedo estar ya leyéndolo.

    Necesito quiebras.
    Esta manera de mutilarse es sobrevivir.

    Abrazos omnipresentes.

  13. Portinari says:

    Randle, una pena que el mosquito muera por esta puerta. En él se van nuestros hijos.

  14. Portinari says:

    Malevich es para mí todo un espacio. Este cuadro es un abismo, una superficie, una llanura, una sequedad, una multiplicidad de ser-en que me ha atravesado.
    El poema es el cuadro, es el ser-en de algún modo.

    Os decía: la quiebra.

    Su modo de concebir el arte además entra en sintonía conmigo de algún modo. Cómo no entregarse.

    (Pronto Blanchot, Blanchot...)


    Abrazos Ana, Rubén :)

  15. rosso says:

    El espacio no representado sino "presentado" es Malevich

  16. Portinari says:

    Tal y como lo dices, ser el espacio, presentar.

    Bienvenido ;)

  17. Leonardo says:

    Hace algunos días había dejado un comentario pero tal parece que desapareció por alguna grieta, a lo mejor siga existiendo en los limbos de la red.
    El espacio son los otros y los otros llenan el cúmulo de espacios que somos. La grieta da profundidad al muro (el negro surge del blanco y viceversa hasta el infinito). Vivir (romper-se) es encontrar la grieta, llenarla, ser la grieta sin que ella desparezca.
    Lindo poema
    Un abrazo

  18. Portinari says:

    Leonardo, el mensaje se lo tragaron los espacios virtuales. Qué lástima que ocurra eso. Gracias por regresar.

    Me gusta tu reflexión. Y me llama especialmente que el espacio sean los otros. No sabemos, no sabemos si estamos llenos de espacio o vacíos de espacio.

    Entramos en una continua búsqueda.Ese cuadro nos absorbe con su complejidad. Y tiene grietas. Llenarlas sin que desaparezcan.
    Tan hermoso lo que dices.

    Abrazos...

  19. Enrique M. says:

    Horadaciones/romper-se

    me parecen trampas mortales

    redes que apresan
    horadando el cráneo

  20. Stalker says:

    Maravilloso, Portinari,

    Shine on, you little diamond...

  21. Portinari says:

    Enrique, no podrías haberlo dicho de otra manera.

    Para caerse en ellas y no regresar, que no regresen los cuerpos una vez se hayan perdido en ellas.
    Ocupar siendo vacío.

  22. Portinari says:

    Stalker, es muy hermoso lo que me dices.
    No lo merezco. Lo guardo en a hendidura, para rescatarlo cuando me hunda en ella.

    Un abrazo.

  23. Arturo Borra says:

    Romperse, sí, ahí quizá reside la posibilidad misma de recomponerse con los otros, no en función de una completitud, sino en función de una promesa amorosa de morar.
    Sin rotura, ¿cómo podría haber demanda?
    Ese ser escindido es lo que somos: por eso, las horadaciones pueden descubrirnos...
    Va un fuerte abrazo,
    Arturo

  24. En el romperse(por coche accidental con otro cuerpo,por expreso deseo de él,o por nuestra propia necesidad de autodestrucción,de nueva génesis) está el volver a encontra tu sitio,tu espacio habitable,y recomponerte poco a poco esos trozos,cual ave fénix,aunque ya no seamos lo que éramos.
    Somos y no somos.Constante cambio.
    Hacía mucho que no me pasaba.
    Me encantas:)
    (K)

  25. jaja vale,quería decir choque accidental,no coche jaj(altas horas de la mañana,ya sabes..jeje)

  26. Portinari says:

    Arturo, me encantó tu recorrido de imágenes a través de estas líneas de la mano.
    Siempre tan certero; morar.

    Gracias por venir por aquí, sé que el tiempo no acompaña.

    Un abrazo.

  27. Portinari says:

    Jessi, me encantó lo del coche, así que la corrección no importaba jeje. Era casi más gráfico ver el coche, como dos cuerpos en colisión continua.
    Recomposición tras la obertura, tras la escisión. Los pájaros acompañan este vuelo.

    Gracias también por venir por aquí, pronto nos veremos :-)

  28. Andrea BR says:

    En el descubrirse recíprocamente habitables, rotos y (des)conocidos es cuando siento horadar la permanencia.

    A veces, creo que tengo la manía de colarme por los intersticios más incómodos.

    un abrazo.

  29. Portinari says:

    Andrea, bienvenida.

    Descubrirse como sinónimo de entrega.
    Los intersticios más incómodos suenan a invitación difícil. Podemos seguir ese sonido.

Photo: Jonah and the whale, Pamplona Bible

Jonah, Pamplona Bible, Navarre 1197. Amiens, Bibliothèque municipale, ms. 108, fol. 146r .